Cargando Iras

Y en la profunda dársena de la indocilidad mueren las mentiras que pintaste. Esas que tragué con hielo seco,  esas que de tanto fingir, fingieron realidades y para cuando abrí los ojos.  Ya era tarde,  ahora pago el precio de la visibilidad tardía.  Ahora culmino los trabajos con la bocanada maldita.

Y la palabra quema,  dejando el rastro del maestro de esgrima.

 

Deja de pagarme rondas de dolor,  deja que mi mediodía y mis tardes naveguen sin la lacerante impunidad de tu palabra,  sin la cruzada en la que te eriges,  la de impedirme conjugar dos sonrisas seguidas.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las habitaciones iluminadas. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Cargando Iras

  1. R dijo:

    Respiremos II.
    No sé si estamos para recibir más ni más enjundiosos consejos, pero lo que si sé, es que no estamos para darlos.
    Un beso.

  2. maria dijo:

    Adoro esa palabra.. bocanada.. mas bien me deja con buen pensamiento. Es a penas martes para sentir esas fuerzas .. ojala puedes soltar un poco. Creo que las mujeres gusrdamos por dentro fuerzas irrefrenables, pero si evolutivas.. nosotras mas que ellos. Por eso podemos cambiar esa ira en algo constructivo.. Solo opino. Un beso linda, y que mejore la semana.!

  3. Juan dijo:

    Pensé al principio que con la hermosura de la foto me bastaba.
    Pero las palabras fueron mucho más que la bella imagen, desciendo el dicho que tan repetidamente miente.
     
    ¡ Salud !

  4. Rosana dijo:

    Tus palabras me llenan de dolor y belleza en igual proporción.
    Es muy bello cómo lo escribes.
    Es muy doloroso porque sé de lo que hablas
    en la piel de mi propio corazón.
    Rosana.

  5. Unknown dijo:

    vaya tela, como esta el patio.

  6. Raquel dijo:

    Gracias LO por el comentario y la visita…
    Sabes, me ha encantado tu \’\’casa\’\’ te puedo añadir a mis links?
     
    Besos.

  7. Secretos del Corazon dijo:

    Cuando el movimiento instintivo pasional de la ira se despierta, nos ciega, nos estupidiza y nos convierte en una especie de bestias obcecadas. Ese exceso es malo pero yo creo que un punto de cólera es necesario.
    Muy interesante tu espacio, volvere para seguir leyendo mas despacio, saludos muy cordiales

  8. Gloria dijo:

    Chapeau¡¡¡por esta entrada¡
    Sin palabras.
    Gloria

  9. Raquel dijo:

    Buenos días LO,
    Linkeada 😉
    Muchos besos.

  10. Juan dijo:

    Protesto y protesto y protesto y protesto.
    Esta entrada es para que tuviese 100 comentarios.
    No lo digo por adularte. Es que lo siento.
    Es que lo pienso.
    Es que me fascina lo que escribes.
     
    ¡ Salud !

  11. Maria Soledad dijo:

    Hola la ira es una pasion que nos ciega y no nos deja escuchar a nuestro corazon
    me gusta la manera que tienes de escribir y de descrivir las sensaciones .
    Un beso
    Sol
    Desde Un lugar para los sueños.

  12. Unknown dijo:

    Nunca es tarde cuando al fin eres capaz de ver y descubres que el dolor simpre es parte del camino.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s