Boqueando a veces

                                                                 

 

Si no vengo con el apremio escondido esta a orilla. No es porque el motivo se pinte de gris brumoso.
Sino que el sedimento se hace metal precioso, y se saborea la copa hasta la médula de los hallazgos.
No me tengas por pasiva en mis entregas, porque al hartazgo no llegaré jamás desgranando la nota que me tiñe las manos.
Te imploro la parcela que me corresponde como dos,  que no es ni mas ni menos que la mitad de la tuya.
 

 Y en el verde absoluto de mi interior,  cabalgan trazos rojos  junto a mi boca.

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las habitaciones iluminadas. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Boqueando a veces

  1. Rosana dijo:

    Hola ,Lo!
    Punzante y directo este poema,me hizo acordar a una canción de Alejandra Guzmán(mexicana)…
    Te dejo sentado en este volcánTe dejo plantado a falta de panTe dejo regado con agua de marCon agua salada…
    Me llevo la verdad, toda la verdadY nada mas que la verdadTe dejo la mitad, toda la mitadY nada mas que la mitad…
     
    Estas reparticiones y divisiones son siempre dolorosas y salimos perdiendo…
    Un abrazo.
    Rosana.

  2. Juan dijo:

    Hola de nuevo querida Lo.
    Con mi perrito rojo cabalgo de nuevo junto a tu boca, a tus ojos y a tus emborrachados adjetivos de belleza inagotable.
    Tu hermosura es proporcional a cada una de tus consonantes. Y tus vocales me abren los poros y me erizan el vello para sentirme vivo, contento de leerte y tenerte a mi lado.
    Un beso preciosa.
     
    ¡ Salud !

  3. Ale dijo:

     
    Cuando entregamos un trocito de nosotras
    para fundirlo,
    ya nunca más nos pertenece
    Queda transmutado en esencia y
    cuando te lo devuelven,
    en casa,
    no te distingues de aquello que amaste.
    Un Beso LO
    Me emocionan tus palabras, como siempre.
    Es un inmenso placer visitarte.
    Hasta pronto

  4. JAVIer dijo:

    YA LLEGÓ EL VERANO…
     
    Y en mi punto de encuentro no ha hecho más que empezar,
    tus palabras, adjetivos, son necesarios,
    para que cuando la calor apriete no nos pueda perjudicar,
    a veces aun con gorros como corsarios,
    por eso tus adjetivos voy a esperar.
     
    Un saludo LO.

  5. A dijo:

     
    Delimitando parcelas.
    Yo me quedo con la mia, quizás ya no tan mia como antes,
    quizás ya no tan mia como siempre,
    quizás mezclada con tu tierra roja.
    Pero en ella edificaré de nuevo con mis cimientos.
    Esos que son sólo mios.
    Quizás sólo para mí,
    quizás lo sea para nadie,
    quizás lo sea para otro.
    Y puede que hasta inluso, mi terreno se revalorice!
     
     
    Besitos, Lo!
     
     
    Äfrica
     
     

  6. Lidia dijo:

    Aunque entreguemos trocitos, o casi todo, siempre, siempre existe un rinconcito que sólo es nuestro, ni nuestro mas querido ser puede entrar en el, es nuestro y solo nuestro. Afortunadamente.

  7. Elena dijo:

    Y cediéndome a tímidas gotas
    invadiré de mi aroma tu mitad de la cama.
    Besos.
     

  8. Ra dijo:

    De acuerdo.. no tomaré como algo personal tus ausencias.
    (Sonrío).
     

  9. Juan dijo:

    Hoy te invito a un concierto de lo más relajante y original.
    Besos Lo.
     
    ¡ Salud !

  10. Juan dijo:

    Como me ha gustado lo que has encontrado por ahí, en este mundo circular.
    No sólo son tus palabras hermosas sino que en tus comentarios propios o ajenos das de pleno en la diana y haces que nos congratulemos en la belleza de los adjetivos. Todos tuyos pues son tu corazón el que pone los acentos.
    Gracias por ese Mañana que me trascribes y gracias porque sé que tu gran verbo hace innecesario el que nadie te de consejos sobre una servilleta de papel cualquiera.
    Un abrazo inmenso.
     
    ¡ Salud !

  11. El Errante dijo:

    Quizás escribir este comentario mío sea escribir muy a la ligera. Pero, vaya, que necesito dejar constancia del desconcierto que me provocan tus palabras. Quizás porque hagan referencia a experiencias que no he conocido, a sentimientos que no he vivido plenamente, sólo sé que tu verbo, tu palabra, tus adjetivos, son misterios. Como si conformaran un hechizo, una canción que encierra todo lo desconocido en su melodía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s